Ley 3/2004 de la morosidad de las administraciones públicas

Aunque muchos no lo sepan, la Ley 3/2004, de Morosidad, resulta aplicable desde su mismo Artículo 1, a la Administración Pública.
El Artículo 3 señala que la Ley será de aplicación a todos los pagos efectuados como contraprestación en las operaciones comerciales realizadas entre empresas, o entre empresas y la Administración, de conformidad con lo dispuesto en la Ley 30/2007, de 30 de octubre, de Contratos del Sector Público, así como las realizadas entre los contratistas principales y sus proveedores y subcontratistas.